Portal Ilustre Municipalidad de Coyhaique - Patagonia - Chile
Transparencia Activa Solicitar Información Transparencia Ley del Lobby Datos Abiertos Municipalidad de Coyhaique
Coyhaique, miercoles 29 de enero de 2020 |17:05
inicio | mapa del sitio | privacidad y seguridad | webmail
publicación:08-07-2010

EL DURO TRABAJO DE SER UN COBRADOR DE PARQUIMETROS

Bookmark and Share



En tiempos donde algunos piden nuevas fuentes laborales, y dicen que no hay, aún existen cupos de empleo en una empresa donde más de 60 personas trabajan en la calle, al aire libre, desafiando al frio, la lluvia y la nieve. Son los cobradores humanos, que ya son parte de la geografía urbana.


Para nadie es un misterio, que en una década, el explosivo crecimiento del parque automotriz que vive nuestra ciudad ha provocado grandes cambios en Coyhaique. Quizás el más notorio, es la instalación de parquímetros en las calles céntricas de la ciudad.
Desde que se inicio la licitación de la administración de los estacionamientos, el sistema ha dado mucho que hablar, para algunos es una eficaz medida para descongestionar, para otros es la vulneración a un derecho ya pagado con los impuestos o con el permiso de circulación. La verdad es que el sistema de parquímetros en Coyhaique, para bien o para mal, funciona.
Los llamados “parquímetros humanos”, ya son parte de la geografía urbana, son personas que vestidas de azul, día a día están instalados en las principales calles céntricas de nuestra ciudad. Conversamos con algunos de ellos para saber un poco más de ellos, conocer cómo es el trabajo, cuáles son los beneficios y principalmente sus problemáticas.
Hoy, más de 60 personas trabajan en este sistema “al aire libre”, conversamos con sus trabajadores que en su mayoría son mujeres con edades que oscilan entre los 18 y 65 años. “la verdad es que el trabajo es duro, el clima muchas veces nos juega una mala pasada y cuesta no resfriarse”, nos comenta maría que a sus 21 años ya lleva 10 meses trabajando para el concesionario. María debe salir a trabajar, tiene un hijo que mantener y encontró en este oficio una forma de sobrevivir. Los 160 mil pesos que saca mes a mes le permiten palear un poco los gastos del mes, pero dice que no alcanza.
La historia de estos vecinos, son similares, en tiempos donde la cesantía es dura tener trabajo es un beneficio, “llama profundamente la atención también que aún queden más de 10 cupos disponibles en los parquímetros y más atención llama cuando algunos solicitan trabajos sociales y dicen que no hay trabajo, en esto la gente floja no trabaja” nos comenta don José, operador de parquímetros desde hace más de un año.
Como decíamos, las historias se repiten. Mujeres solas o madres solteras, jubilados sin una pensión digna, jóvenes sin posibilidad de estudios superiores, personas que llevan mucho tiempo desempleadas, etc. El espectro es amplio, incluso trabajan personas sordomudas. “Los parquímetros, se han transformado en una solución para aquellas personas que deseen realmente trabajar, acá siempre hay cupo para quien lo necesite incluso si tienen algún tipo de discapacidad” nos comenta la supervisora y ex cobradora, Olga Silva . La empresa, ha participado incluso en campañas de difusión para la prevención de drogas y alcohol, colaborando con los cobradores al poner días en los parabrisas de los automóviles,

Para el municipio, los parquímetros mantienen una constante evaluación, “se instruyó en la última licitación, que los cobradores deben estar bien equipados, deben estar vestido con material térmico y de buena calidad, además de incluir tecnologías que permitan disminuir la falta de cobro de las boletas por diferentes motivos, en especial la que dice relación al no pago por parte de algunos conductores” nos comentó el alcalde Omar Muñoz.
El tema del cobro de las boletas de parquímetro es un constante dolor de cabeza para estos trabajadores, que deben asumir los costos de una boleta impaga. “algunos conductores se arrancan cuando nos descuidamos, nos insultan o nos dicen que no tienen plata y que nos pagan después, el problema es que esa plata la pagamos nosotros” afirma Daniela Salazar.
Es justo en ese momento que hacíamos esta entrevista en la plaza de armas, cuando Daniela nos dice, "mire, ahí se arranca uno sin pagar". Decidimos ir tras el conductor, un colectivo que primero estaba fuera de su recorrido sin tapar su letrero, además de ir con un poco de prisa, lo seguimos y para nuestra sorpresa o la de la conductora, le consultamos el porqué de no pagar la boleta, la respuesta fue que salió "apurada" y la pasaría a pagar después, bueno nos devolvimos a la plaza, esperamos 5 minutos y apareció la conductora, que con no muy buena cara, ni ganas canceló lo adeudado a la cobradora.
Para el alcalde, es imperioso valorar y respetar el trabajo que realizan estos vecinos, “lamentablemente hemos recibido quejas por parte de los operarios de los parquímetros, de conductores que lisa y llanamente no pagan sus boletas o lo que es peor aún maltratan a los trabajadores insultándolos, eso debe terminar. Sabemos que son unos pocos, pero estaremos siempre fiscalizando y apoyando a la gente que quiere trabajar honradamente.” Manifestó Omar Muñoz.
Sin duda que el trabajo dignifica y en especial este, que muchas veces es rechazado por algunos, pero valorado por otros que lo ven como una fuente segura y digan de ganarse la vida.

Portal Web Municipalidad de Coyhaique
Portal Ilustre Municipalidad de Coyhaique
Archivos Microsoft Power PointArchivos Microsoft ExcelArchivos Microsoft Wordarchivos ZIPArchivos Flash player Archivos PDF